ENTREGA DE UNA FOTO DEL CANTAOR ILITURGITANO RAFAEL ROMERO

El Caserío de San Benito es un bonito restaurante-museo de Antequera. Concretamente está en   la Autovía A-45 de Málaga a Córdoba, km 87 en el cruce de Alameda. Su arquitectura es del siglo XVIII con dos cuerpos que se corresponden con una casa señorial de una gran cortijada, adaptada ahora para restaurante y museo.

Esta idea empresarial nace en 1991 conjugando el respeto por la arquitectura y por la gastronomía tradicional de la zona, hecho que le hizo ganar en el año 2000 el “Plato de Oro de la Gastronomía Española”. Caserío de San Benito viene recomendado en las prestigiosas guías gastronómicas nacionales. Platos destacados la ensalada de pastor, la porra antequerana, la porrilla de espinacas, las migas de cortijo y los guisos diferentes atendiendo a las temporadas.

Su responsable Esperanza Muñoz ve que el trabajo bien hecho ha merecido la pena y así lo manifiestan los visitadores y comensales que acuden al lugar, decorado con mobiliario antiguo así como sus objetos de decoración en pinturas, grabados, cerámica, etc. Crean un magnífico ambiente.

En el 2002 se amplió con el “Museo de Usos y Costumbres”, ocupando el edificio de la antigua iglesia, en donde más de un millar de objetos antiguos hacen las delicias del visitante.

En una dependencia del restaurante hay una exposición de fotos y grabados de toreros y flamencos ilustres. Desde primero de julio está Rafael Romero (1910-1991), cantaor de Andújar cuya importancia está en rescatar palos del siglo XIX. Esto ha sido debido a la Asociación Amigos del Patrimonio de Andújar, cuyo secretario Juan Vicente Córcoles de la Vega, cliente asiduo del lugar observó la ausencia del cantaor de Andújar, regalando una foto para que figure como cantaor destacado.