EL PARTIDO REPUBLICANO

 

 

  Con el nuevo siglo se inicia el cambio generacional en el republicanismo, vinculándose a él hombres destacados de la cultura como Vicente Blasco Ibáñez, Rodrigo Soriano y Alejandro Lerroux. Su mayor problema fue su excesiva fragmentación, razón por la cual en la Asamblea de Madrid de 14 de febrero de 1903 se optó por realizar  otra que afrontara esta cuestión. El 25 de marzo en el teatro Lírico de Madrid se reunió la nueva asamblea en la que se refundo el partido Republicano bajo la dirección de Salmerón y con el nombre de  Unión Republicana. Tras ello el republicanismo obtuvo su primer gran éxito a conseguir 36 diputados en las elecciones generales del 26 de abril.

  En la ciudad de Andújar, tras la caída de la primera República, enero de 1874, y la restauración de los Borbones en la figura de Alfonso XII, enero de 1875, se inicia para los republicanos unos años de dificultades como consecuencia de su actuación política en el Sexenio Democrático. Coincidiendo con  la llegada de Sagasta al gobierno en 1881, los republicanos consiguen  tres concejales en las elecciones municipales de mayo de ese mismo año: José Malaret Beltrán, Juan Pérez Cantero y Carlos Sánchez Rojas. Este éxito electoral, a pesar de que los comicios se realizaron con sufragio censitario, nos induce a pensar a que el partido republicano se mantuvo durante todo este tiempo organizado y con fuerte respaldo entre las clases populares  de la ciudad, aunque la nueva ley lectoral y la maquinaria gubernativa le privara de representación en la corporación.

  El cambio generacional lo representarán en nuestra ciudad hombres como Tomas Carrión Santero, Francisco Ramírez Hermosilla, Manuel Expósito Lopera, José Rosalem Hernanz, etc. Carlos Cerrillo Escobar será su figura más destacada, Director del periódico "El Ideal de Andújar" en 1898, dotó a su grupo político de gran dinamismo, aportando propuestas novedosas y llenas de significación social a una corporación que se encontraba  adormecida por la acción de los partidos del turno. Muerto Salmeron el 20 de septiembre de 1908, el partido Radical de Alejandro Lerroux gana gran protagonismo y difusión por toda la geografía española, aunque su influencia en la sociedad andujareña tardará algún tiempo en dejarse sentir 

  El partido Reformista,  fundado el 7 de abril de 1912 por Melquiades Álvarez y que representaba  dentro del republicanismo una opción moderada que contemporalizó con la monarquía, estuvo liderada en la ciudad por don Alfonso Carrasco Invenón, antiguo miembro del partido Liberal, probablemente canalejista.  Es difícil precisar la influencia de los reformista en la sociedad andujareña, pero no debió ser grande pues no nos consta que consiguiera representación en la corporación, no obstante, es significativo que en 1914 don José Flores de Lemus, una de sus figuras en el ámbito provincial, viniera a la ciudad para agradecer los votos conseguidos en las elecciones generales de aquel año. 

  Una nueva travesía del desierto supondrá para el republicanismo la etapa de la dictadura de Primo de Rivera, pero tras su caída reaparece con gran vitalidad en la ciudad aunque carente de unidad. La opción más representativa, a igual que en el resto de la provincia, fueron Alianza Republicana. y el Partido Republicano Radical Socialista, ambos contaron con un comité local y con fuerza suficiente para integrarse en la coalición antimonárquica de 1931, colocando todos ellos hombres en el Ayuntamiento republicano de 1931. Sus figuras más representativas eran Bernardo Estepa Gómez, Manuel Tordera Cabrera, Antonio López Padilla, Juan Pedro Sánchez de la Hoz y José Bordas Piedra, entre otros. 

Volver a la página principal