CAPILLA DE LA VIRGEN DE LA CABEZA

 

 Existía en este lugar una modesta ermita dedicada a la patrona de Andújar que sería sustituida por el actual templo, construido entre los años 1918 y 1921 por voluntad de doña María Angustias Pérez de Vargas y Pérez de Vargas,  marquesa de Santa Rita y condesa de Gracia Real.

 

La capilla de la Virgen de la Cabeza emplea como material de construcción el  ladrillo de color ocre, muy usual en las casas regionalistas que se levantaron por esos años en la ciudad de Andújar.  

 La capilla, construida por don José Corbella Pené, es de estilo neogóticoEn su  fachada podemos hablar de dos cuerpos; el primero, concebido a modo de zócalo del segundo y, por tanto, menos desarrollado; en  el segundo, pilastras decoradas con estribos superpuestos poco resaltados dividen el paramento en  cuatro calles. En la primera y tercera calle se abren ventanas de ojiva, que acogen a tres arcos apuntados sobre maineles decorados con  tracería simple.  Entre estas calles,  otras más estrecha,  decorada por dos arcos ciegos apuntados que recorren gran parte del muro. Se remata la fachada con una airosa balaustrada decorada con cuatro pináculos soportados por pilarillos    

 

 

La portada, individualiza con relación al resto de la fachada cuenta con una bella puerta ojival arquivolta que descansa  entre pilastras,  decorada con  estribos.  En el tímpano,  un altorrelieve en el que se representa la aparición de la Virgen al pastor Juan de Colomera. Está decorada la puerta con un gablete cuyo  vértice se superpone con el  rosetón cegado que se sitúa por encima.  La portada se remarca con una  pequeña torre ochavada con chapitel piramidal,  que se encuentra algo retranqueada al dejar el espacio suficiente para simular una vertiente a dos aguas entre pináculos.

 El interior es de una sola nave,  articulada en tres tramos,  cubiertos con bóveda de ojiva,  siendo la del segundo  estrellada.  Los nervios de la ojiva se recogen en soportes adosados a la pared.   En el primer tramo,  el coro en alto,  que está en línea  con la calle de la portada. El segundo tramo es el más amplio,  pues su espacio coincide con la  segunda y la tercera calle de la fachada,  y el tercero,  de una amplitud semejante al del coro,  y elevado con respecto a los otros.  La pared  enfoscada,  simulándose aparejo isódomo,   con un bello zócalo de azulejo típico de la localidad. El retablo,  de estilo gótico es regalo de doña Cocha Mármol. 

Bóveda estrellada del segundo tramo

  El coro en alto en el último tramo, cubierto con bóveda de crucería simple

 Es la capilla de la Virgen de la Cabeza  una de las muestras más elocuentes de la arquitectura historicista de la provincia, cuando no de nuestra Comunidad. Su belleza formal y la calidad de su traza así lo avala. Para los andujareños y los devotos de la Virgen de la Cabeza en general  constituye visita obligada y lugar de encuentro con el icono más representativo de nuestra identidad.

 

 

Es nuestro deber y obligación hacer una breve reseña a la mujer que legó esta bella capilla, relicario de su Patrona, al pueblo de Andújar, y para ello recurriremos al álbum de fiestas del VII Centenario de Ntra.  Sra.  de la Cabeza,  donde se realiza un breve perfil de ella,  en los siguientes términos: "Entre todas las ilustres damas y piadosas señoras,  gala y ornato de la ciudad,  entre este grupo de mujeres fuertes, de hermosa y esforzada alma,  sobresalía por sus altos encendimientos de piedad,  la Excma.  Sra.  Condesa de Gracia Real y Marquesa de Santa Rita. . .

 La insigne descendiente de los Pérez de Vargas,  nombradísimos en la historia de Andújar por el brillo de sus hidalguías y por sus grandezas de todo linaje,  ha demostrado con sus obras ser dignísima  heredera de aquellas pasadas glorias de su antigua casa.  Ha secundado todas las iniciativas piadosas,  las ha alentado con su influjo,  las ha apoyado con sus dádivas,  las ha mejorado y engrandecido con sus espléndidas generosidades. A ella se debe el éxito del Rosario Monumental ideado por el ilustre escritor D. Antonio Alcalá Venceslada; ella ayudó a levantar el monumento dedicado a la Santísima Virgen; ella gastó sumas cuantiosas para restaurar la Capilla de la Virgen que no pasaba de ser más que modestísima ermita y hoy es verdadera joya de arte,  aderezada con pompa y riqueza del mas exquisito gusto arquitectónico. . .  Por tales razones,  el Alcalde de Andújar,  el ilustre Conde de la Quintería,  en nombre del Ayuntamiento,  le hizo entrega del honroso título de Hija Predilecta de la ciudad,  gracia que aplaudieron todos los hijos de la preciosa urbe".   

 

 

Ir a la página: BUSCAR POR NOMBRES

                Ir a la monumentalidad religiosa