CASA DE LOS COELLO DE PORTUGAL

 

    La casa de los Coello de Portugal linda con la calles Maestra y don Gome, y   en cada una de ellas, nos presenta una fachada monumental de estilo barroco, aunque de cronología diferente.

 

La fachada de la calle Maestra está realizada en  ladrillo y tapial, reservando la piedra arenisca para la portada, pues el actual zócalo es un añadido de la última restauración. La portada es de mediados siglo XVIII y está organizada en dos cuerpos.

 

 

 

 

 

 

  El primero, con puerta adintelada, encuadrada  entre pilastras toscanas con fustes almohadillados con despiece dispuesto a soga y tizón. El arquitrabe de la puerta con sillares resaltados, el friso liso sobre el que descansa el voladizo del balcón. El segundo cuerpo, reproduce el esquema de la puerta aunque rematado por un frontón partido, que contiene el escudo de los Criado. En el lado derecho del balcón, el escudo de armas de los Criado y, en el izquierdo, el escudo de los Salcedos, Aguilar y Villar.

 

 La portada de la calle Don Gome, dispuesta en chaflán, es de mediados del siglo XVII y  se caracteriza por su simplicidad formal. El vano de la puerta y de la ventana responde a un mismo criterio: pilastras toscanas, arquitrabe muy desarrollado sobre el que descansa una  cornisa, rematándose en la ventana con un frontón partido cuyo tímpano alberga un escudo con las armas Criado y Albarracín.   En el  flanco derecho de la ventana el escudo de armas de los Criado y en el izquierdo,  el de Salcedo y Aguilar.  La heráldica nos dice quiénes fueron los moradores de esta casa solariega,  siendo los Coello de Portugal,  tan sólo,  uno de sus  ocupantes.

                         Fachada de los Coello de Portugal de la calle don Gome                                                                Linaje de los Criado, Salcedo y Aguilar 

 

 En 1931 esta casa se encontraba desocupada y por ello el  Ayuntamiento pensó,  en un primer momento,  establecer en ella el  Colegio de Segunda Enseñanza que se iba crear en la ciudad.  Tras la guerra Civil fue escuela pública.  Maestros inolvidables impartieron su magisterio en ella; todos recordamos con cariño a  don Sebastián y don Joaquín.  En la década de los ochenta se convirtió en Centro de Educación Permanente,  con el nombre de Pedro de Escavias,  ilustre andujareño que vivió entre 1417 y 1486?,  que desempeñó entre otros cargos el de alcaide de la ciudad, escribano del concejo, Guarda Mayor del rey Enrique IV  y procurador por Andújar en las Cortes de Arévalo de 1454, según afirma Antonio Terrones en su obra "Vida, martyrio, tranflusión y milagros de San Euphasio, Obispo y Patrón de Andújar", impresa en Granada en 1657. 

 Este edificio ha sufrido una rehabilitación integral por los alumnos de la Escuela Taller. La primera actuación, que afectó la fachada, se realizó entre 1993 y 1994, la segunda, ya en este siglo, ha supuesto la rehabilitación integral del inmueble, alterándose algunos de sus elementos más significativos como la escalera del siglo  XVIII.

 

   

Ir a la página: BUSCAR POR NOMBRES                   Ir a la arquitectura civil